Definición

A efectos de lo establecido en la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, tienen la consideración de medio de pago:

  • El papel moneda y la moneda metálica, nacionales o extranjeros.
  • Los cheques bancarios al portador denominados en cualquier moneda.
  • Cualquier otro medio físico, incluidos los electrónicos, concebido para ser utilizado como medio de pago al portador.
  • En los casos de salida o entrada en territorio nacional, también ostentan la consideración de medios de pago sujetos a la obligación de declaración previa:
    • Los efectos negociables al portador, incluidos instrumentos monetarios tales como los cheques de viaje.
    • Los instrumentos negociables, incluidos cheques, pagarés y órdenes de pago, ya sean extendidos al portador, endosados sin restricción, extendidos a la orden de un beneficiario ficticio o en cualquier otra forma en virtud de la cual la titularidad de los mismos se transmita a la entrega.
    • Los instrumentos incompletos, incluidos cheques, pagarés y órdenes de pago, firmados pero con omisión del nombre del beneficiario.

Las disposiciones en materia de movimiento de medios de pago sujetos a la obligación de declaración previa no son de aplicación ni a los cheques nominativos ni a las tarjetas nominativas de crédito o débito.